ENTRADA DE BLOG

Algunas empresas no dan importancia a su comunicación corporativa, tanto externa como interna, y pagan las consecuencias de ese grave error. El argumento más repetido es que no tienen tamaño para dedicar tiempo y recursos a comunicar. Pero la premisa principal es que la comunicación forma parte del ADN de cualquier empresa. La NO comunicación sencillamente NO es posible.

A nivel interno, debe organizarse tanto una correcta comunicación horizontal (al mismo nivel del organigrama) como vertical (tanto ascedente como descendente, entre superiores y empleados). Debemos poner en valor el papel fundamental de los empleados como los principales embajadores de nuestra marca / empresa.

Contamos con multitud de herramientas que con una correcta planificación contribuirán a mejorar el clima laboral y aumentar el compromiso de los empleados con los objetivos de la compañía. A modo de ejemplo: manual de acogida a los nuevos empleados, cartelería, reuniones periódicas, tablón de anuncios, encuestas de clima laboral, grupos de trabajo (para desarrollar planes de trabajo de áreas específicas), buzón de sugerencias, revista interna, intranet, comunicación de novedades vía e-mail, …

A nivel externo, debemos programar una correcta comunicación a nuestros principales públicos objetivo (clientes, proveedores, consumidores y opinión pública), porque así controlaremos el mensaje que se transmita sobre nuestra empresa. Una correcta dinámica de comunicación externa logrará mejorar nuestro posicionamiento, potenciará el grado de notoriedad de nuestras actividades y su valoración, y disminuirá el impacto de una posible situación de crisis (este tema merecería otro artículo específico).

El área de comunicación externa es muy amplia, porque puede englobar multitud de disciplinas: marketing y publicidad, gabinete de prensa, relaciones públicas, relaciones institucionales, gestión de evento, patrocinio, responsabilidad social corporativa, entre otras.

El primer paso para organizar nuestra política de comunciación será analizar nuestras Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades (lo que se conoce como DAFO), fijar los objetivos, realistas, que  buscamos conseguir y definir nuestro público objetivo. Y, a partir de ese análisis, diseñaremos un plan de acción (actividades a desarrollar y medios a utilizar, calendario y presupuesto), que deberá tener un correcto control y seguimiento, por si hiciera falta implementar acciones correctoras o adicionales en función de los resultados que vayamos logrando en el camino para alcanzar los objetivos fijados. Porque debemos saber comunicar y también escuchar.

En definitiva, la comunicación es un pilar fundamental que debe ser integrado dentro de la estrategia de la empresa. Porque es nuestro mejor aliado para dotar de valor a nuestro negocio.

La transparencia empresarial genera confianza y credibilidad, bases imprescindibles del liderazgo.

 

Milagros Redondo López

Ekbalam Grupo Empresarial S.L

Despacho de Toledo

Dirección
Cigarral San José, Cmno. San Jerónimo s/n, 45004 Toledo
Teléfono
925 256 513
Fax
925 224 020
E-mail
info@australconsulting.es

Despacho de Madrid

Dirección
Calle del Tambre, nº 4, 28002 Madrid
Teléfono
913 084 116
Fax
913 910 571
E-mail
info@australconsulting.es

Despacho de A Coruña

Dirección
Camino Bañobre 4. 15639-(Miño). A Coruña
Teléfono
981 782 821
E-mail
info@australconsulting.es

error: Content is protected !!